3 formas de mejorar tus canales de distribución

Tener una buena estrategia para los canales de distribución de tu empresa contribuye a la diferenciación competitiva y a mejorar los niveles de efectividad de mercadeo.

Debemos tener claro que los canales de distribución son un conjunto de variables a nivel estructural, que pueden cambiar y mejorar nuestro enfoque en el mediano y largo plazo, debido a que podamos usar la innovación sin perjudicar las relaciones con terceros e inversores.

Hay tres aspectos fundamentales que debemos tener en cuenta sobre las decisiones que nos harán mejorar los canales de distribución:

  • Tamaño del mercado: considerando la posibilidad de cobertura y el valor del mercado potencial;

  • Control: seleccionando el canal de distribución adecuado para mantener el control sobre el producto;

  • Costos: mientras más corto sea el canal, menor será el precio final para el consumidor.

¿Qué es lo que puedes hacer? A continuación te mostraré tres formas en las que puedes mejorar tus canales de distribución.

1. Diseño de la entrega

Muchos procesos que tardaban días o semanas en concretarse, hoy suceden de inmediato. Dado que hasta el 70% de los productos que son introducidos a un mercado, fallan. La administración del ciclo de vida de un producto se ve ahora de dos formas:

  • Diseño para que el tiempo de introducción sea el menor posible, reduciendo el tiempo de prueba de los productos.

  • Sumar operadores logísticos externos en el proceso de distribución, lo que ayuda tanto al fabricante como al consumidor final.

Teniendo en cuesta estás dos opciones, la cadena de distribución de su empresa puede acortarse reduciendo los costos operativos y el precio final del producto.

2. Control sobre lo que sucede

Los canales de distribución se basan en reportes periódicos  o análisis de las variables. Dejando de lado todos los aspectos que necesitan ser atendidos con inmediatez. Si se produce una falla y no se atiende inmediatamente, puede ocasionar problemas en cadena.

La solución es sencilla: automatización de los procesos de venta, pedidos y distribución. Hoy en día tenemos muchas herramientas tecnológicas a disposición para aplicarlas a nuestra empresa, reduciendo el tiempo de respuesta sobre las contingencias y dando reportes en vivo de las operaciones.

Un ejemplo de ello sería la aplicación e introducción del comercio electrónico en tu empresa. De esa manera tus clientes pueden realizar sus pedidos y resolver sus dudas e inconvenientes a través de un computador o dispositivo móvil.

3. Expande tu visión

Los canales de distribución hoy día son más y más largos. Los productos tienen que viajar más para llegar a las manos de los consumidores. Eso quiere decir que existen más posibilidades que el proceso se interrumpa y haya problemas.

Una opción para estos casos es poseer una cadena de abastecimiento resiliente, que se adapte rápidamente a las condiciones del mercado y de los clientes. 

Cualquier empresa posee canales de distribución, eso lo sabemos, pero no todas poseen el mejor o el más adecuado para sus necesidades. El trabajo de un gerente o dueño es detectar, administrar y mejorar el proceso de distribución sin intervenir en el funcionamiento efectivo de la empresa.

Si te gustó este artículo o tienes alguna duda, ¡déjanos un comentario en la publicación! 

Share This